El cambio de temporada es un momento ideal para guardar cosas que ya no usás. Y al mismo tiempo, es el momento perfecto para proponerte nuevos hábitos en relación al orden de tu hogar. Con las últimas semanas de frío a la vista, te proponemos que, mientras descartás los abrigos y empezás a desempolvar las remeras mangas corta, aprendas cómo lograr un placard ordenado con estos simples tips.

El minimalismo, la clave para tener orden en el armario

Es muy probable que frente a los cambios de clima elijas retener la ropa de invierno un poco más. Algo que puede resultarte útil en este momento es que empieces a guardar cosas por etapas. Primero, podés guardar los sacos y camperas más abrigadas. Luego, los sweaters y buzos. Cuando creas que llegó el momento de guardar todas las prendas de invierno, vas por lo demás.

Si tu habitación tiene poco espacio de guardado, recordá que siempre podés contar con bauleras inteligentes para ahorrar espacio en tu casa. Space Gurú, por ejemplo, ofrece este servicio en toda la ciudad, conocé más haciendo clic acá.

Además de la ropa de la temporada anterior, para tener un placard ordenado es importante que deshagas de todas aquellas prendas que no usás. En esta nota ya te explicamos por qué tener menos puede causarte más felicidad. Una regla que nunca falla con la ropa: si no la usaste en los últimos 10 meses, probablemente no vuelvas a usarla.

Aprovechar cada rincón de la habitación

Maximizar el espacio de guardado de cada rincón de la casa es el desafío número 1 de las viviendas pequeñas y departamentos. En la habitación, hay varios tips que pueden resultarte útiles, como los espejos con espacio de guardado y los cajones debajo de la cama.

  • Sumar barras para colgar ropa.
  • Incorporar “sobres” para guardar los zapatos y cajones extras son las tres piezas fundamentales para mantener tu placard ordenado y poder sacarle el máximo provecho.
  • Es fundamental que todas las perchas de tu armario sean iguales, esto te ahorrará una buena cantidad de espacio.

Evitá guardar cosas de más

En general, la parte superior de los armarios suele usarse para todo tipo de cosas viejas. Por eso, además de chequear qué ropa dejaste de usar y cuál no te será útil para la próxima temporada, deberás corroborar que otras cosas ocupan espacio en tu placard.

¿Te dedicaste a guardar cosas de tu ex? ¿Tenés apuntes de la carrera que ya terminaste? Revisá cuáles de todas esas cosas realmente tenés que conservar y a las demás buscales un nuevo destino. Eso que ya no necesitás puede tener una segunda vida luego de ser donada o vendida.

Hacé una pequeña inversión en muebles para guardar

Además de descartar todo lo innecesario, es importante hacer una pequeña inversión en muebles que se ajusten a tu habitación, pero también al tipo de objetos que cosas que necesitás guardar. Comprá cajas, canastos, barras, ganchos y apliques que puedan ayudarte a maximizar el espacio.

Incorporá hábitos que te sirvan para mantener el orden

Podés pasar horas ordenando tu placard, pero si no incorporás nuevos hábitos, volverá a estar desordenado en cuestión de horas.

  • Es fundamental que cada vez que dejes de usar una prenda vuelvas a guardarla.
  • Revisá tener espacio para todo lo que necesitás guardar en lugares accesibles.
  • Tratá de irte a dormir con la habitación ordenada, de esta forma evitás que se empiece a acumular ropa por los rincones de la habitación.

El resto de las cosas, podés guardarlas en Space Guru, Tu Baulera Inteligente, que ofrece de soluciones de guardado a medida y sólo te cobra por el espacio que ocupás.Boton Conoce SG

Author