Limpiar y desinfectar de la casa se hicieron más necesarias que nunca desde que empezó la cuarentena por coronavirus. En particular, desde que la Organización Mundial de la Salud determinó que es posible que el covid-19 se transmita a través del contacto con la superficie de distintos objetos. Así, se volvió imprescindible mantener el constante aseo de las pertenencias que están dentro de nuestra casa. Esto es especialmente válido para aquellas cosas que salen y entran al hogar, como ropa, zapatos y teléfono celular, entre otras.

A continuación, te contamos todo lo que tenés que saber para hacer una limpieza profunda de tu casa y desinfectar cada uno de sus rincones.

Qué necesitas para empezar a desinfectar tu casa

Antes de comenzar, asegurate de tener algunos elementos básicos de limpieza y desinfección. La lavandina y el alcohol se volvieron los dos productos fundamentales de cualquier persona durante la pandemia, pero también te será útil tener trapos, pañuelos de papel descartable, esponjas y guantes de látex, para prevenir el daño que puedan generarte los químicos de estos productos en la piel. Además, será ideal que puedas hacerte de una muda de ropa vieja que no te importe si se mancha. La lavandina es la principal enemiga de la ropa de colores y no querrás lamentar ese tipo de pérdidas.

Antes de desinfectar y limpiar

Será imposible que puedas hacer una limpieza exitosa si antes no te dedicás a ordenar. En este posteo de Comunidad Space Gurú te orientamos con un paso a paso para que aproveches la cuarentena para ordenar tu casa. De esta manera, tu limpieza será mucho más rápida, y sencilla. También será más efectiva, ya que para que puedas llegar a todas las superficies, estas deberán estar previamente despejadas

Desinfectar la cocina y el baño en cuarentena

Los mayores focos de infección de una casa están en el baño y en la cocina, por eso será fundamental que la limpieza profunda se concentre en esos espacios. En este punto hay que aclarar que no alcanza con tirar un poco de lavandina en la pileta o el inodoro. Será necesario que te ayudas con trapos y cepillos, para poder remover las bacterias que no vemos. 

Cómo desinfectar sofás y alfombras

Dos de los objetos de una casa más difíciles de limpiar son el sofá y las alfombras. Sin embargo, si nos detenemos un segundo a pensar cuántas personas estuvieron en contacto con cualquiera de los en el último tiempo, la motivación por desinfectarlos será inmediata. 

En ambos casos, existen profesionales dedicados a la tarea que podrán hacer una limpieza profunda y garantizarte una desinfección a fondo. De lo contrario, si tu sillón tiene funda, podés optar por quitarla y meterla al lavarropas a alta temperatura. Consejo: chequeá previamente si es apto según el material del que están hechas, por las dudas. 

Para la alfombra, podés optar por darle pacientes pasadas con la aspiradora, o simplemente sacudirla afuera de tu casa. Finalmente, te recomendamos que la rocíes con un spray desinfectante. Además de productos industriales, podés hacer uno casero con vinagre blanco y agua para esparcirlo encima sin empaparla.

Cómo desinfectar las ventanas

Las ventanas suelen ser superficies que se tocan y se marcan con facilidad, especialmente si hay niños en la casa. Por otro lado, se ven mal cuando están sucias y pueden retener todo tipo de bacterias. Podés desinfectarlas usando amoníaco rebajado con agua, o directamente alcohol. Para evitar las marcas en el vidrio, usá una esponja para cristales o un trapo no poroso que evite dejar restos de su material sobre el vidrio mientras limpiás.

 

Author