Existe una relación entre el consumo injustificado y el impacto negativo de la vida humana en el medio ambiente. Pero también, esta forma descontrolada de comprar tendrá consecuencias negativas para el orden en tu hogar. Si sos una de esas personas que no para de comprar, muy probablemente en tu casa haya objetos repetidos. La ropa vieja que ya no usás se acumula con la nueva. Los adornos rebalsan de las estanterías. Es hora de que lo notes: ser un consumidor responsable es una parte fundamental para conseguir el orden de la casa.

Adquirir consciencia: el primer paso para ser un consumidor responsable

Si estás buscando ser un consumidor responsable y tener una casa más ordenada, lo primero que deberías hacer es una autoevaluación. Dedicale algunos minutos a pensar, espacio por espacio de tu casa, cuáles de las cosas que hay en ella son imprescindibles y cuáles no. 

Esta primera autoevaluación no significa que debas desechar todo lo que es prescindible. Pero sí, que el porcentaje de los objetos “desechables” debería ser el mínimo. En esta nota ya te dimos 10 razones para entender que menos es más para el orden de la casa.

Qué puedo hacer con todo lo que ya compré para ser un consumidor responsable y lograr más orden en la casa


¿Qué hacer con todo aquello que no utilizás a diario? Son múltiples los destinos que podés darle a aquellas cosas que compraste y no necesitabas, Podés arreglarlas, venderlas en internet, o, si están en buen estado, donarlas a una entidad que las necesite. Lo más importante es que puedas darle una segunda vida de utilidad.

Si tenés objetos que no usás y querés conservar igual -por razones sentimentales o porque los usarás en el futuro- podés guardarlos en una baulera. El sistema de bauleras inteligentes, te permite encontrar espacios cerca de tu casa para guardar pertenencias a precios razonables. De esta forma, lograrás mayor espacio en tu casa sin generar residuos, y lo harás a muy bajo costo.

Cambio de hábitos: la clave para ser un consumidor responsable y mantener el orden de la casa

Lo más importante si querés ser un consumidor responsable es que logres cambiar tus patrones de consumo. Es decir, que, en adelante, evites comprar todo aquello que no necesitás. Muchas personas lo toman como un desafío, y hay quienes se proponen no comprar nada que no necesiten durante determinado período de tiempo.

La clave parece estar en agregar una cuota extra de reflexividad al momento de la compra. Una pregunta muy sencilla para hacerse antes de confirmar cualquier transacción es: “¿ninguno de los objetos que tengo en casa puede cumplir esta misma función?”. 

También, será importante proyectar cuál será el lugar de ese objeto en la casa. Muy frecuentemente, aquellas compras que están de más no encuentran un espacio en el hogar de forma orgánica, porque ya existe otro cumpliendo la misma función o una muy similar.

Otros tips que te ayudarán a ser un consumidor responsable

  • Usar más tuppers y menos envases desechables.
  • Incorporar un filtro de agua para evitar las botellas plásticas.
  • Reemplazar bolsas de nylon por otras reutilizables.
  • Incorporar recipientes que puedan recargarse con repuestos.
  • Digitalizar la correspondencia.
  • Incorporar una compostera en casa.

Si querés hacer espacio en tu casa para vivir aún más ordenadamente, tenemos soluciones de guardado a medida. Boton Conoce SG

Author