• Hacé una limpieza de las cosas que no necesitás

 

Todo depende del tiempo que uno cuente para hacer la mudanza y la complejidad de la misma. No es lo mismo la primera mudanza desde la casa de tus padres que una al exterior, o si es una familia numerosa, etc.

 

Si contás con tiempo.. es bueno evaluar qué elementos serán necesarios en el nuevo espacio. Algunos ejemplos de estos son: muebles, electrodomésticos, herramientas, elementos de estación, juguetes para chicos y plantas. Muchas veces, dependiendo de la complejidad de la misma, es más conveniente regalar, vender o donar las cosas que asocian una gran carga de transportar.

 

Si no contás con mucho tiempo..  es importante intentar hacer un filtro de todo lo relacionado a indumentaria. Es mucho más fácil de hacer que con los elementos mencionados arriba y además es un buen hábito para hacer regularmente, en especial en el caso de una mudanza donde todo lo que no se descarte deberá ser empacado y transportado.

Otra opción es alquilar un depósito temporal, donde podrás guardar tus cosas hasta resolver cómo mover, ubicar o deshacerte de las cosas restantes.

 

¿Conocés Space Guru? Somos la primera baulera inteligente que cobra por elemento guardado, permitiendo abaratar costos de tu guardado temporario.

 

  • Adquirí los elementos que puedas necesitar para la mudanza

Desde contenedores, elementos protectores y embalaje, que van a hacer posible que el transporte al y del camión de mudanza sea más fácil. Antes de contratar una empresa, también se puede preguntar si ya cuentan con este servicio, ya que puede reducir tiempo y estrés.

 

Si contás con tiempo, un buen hábito es establecer sistemas para identificar rápidamente elementos como post its, sacarle fotos a las cosas, hacer listas, etc.

 

  • Llamá a tu familia o amigos

No olvides hablar con ellos y contarles sobre tu mudanza, saber si te pueden ayudar el día de la mudanza o los días previos para hacer más fácil y divertido el proceso.

 

 

  • Organizá y guardá aquellas cosas que van a tu vida nueva

 

Separá las cosas necesarias hasta último momento de las que podés ir guardando y no tenerlas tan disponibles. Es probable que los platos y cubiertos sean últimos en ser empacados, mientras que ciertos electrodomésticos ya pueden ser preparados.


Tené en cuenta también el orden en que las cosas se cargan al camión de mudanza: primero lo más grande, pesado o incómodo, y luego el resto. En lo posible, una buena práctica es dejar eso organizado de esta forma para que el equipo de mudanza lo encuentre lo más accesible posible.

¡Te deseamos mucha suerte durante este proceso que suele ser complejo!