VIVIR CON MENOS

La realidad nos muestra que podemos vivir con menos, y valorar  las experiencias por encima de las posesiones. Hacer una limpieza masiva de todas tus cosas y/o guardar aquellas que no usamos con frecuencia, puede reducir el estrés y hacerte más feliz.

Acá te proponemos 10 beneficios de tener menos cosas y llevar una vida más minimalista:

1) Menos estrés

En general, un hogar y una vida minimalista es mucho menos estresante. No tenés que tomar tantas decisiones, ya que tenés lo justo y necesario, ni más ni menos. Disfrutá de la sensación de tenerlo todo bajo control y de saber dónde está cada una de tus cosas.

2) Más fácil limpiar

Cuantas menos cosas tengas en casa, más fácil es limpiar. Ahorrarás tiempo y esfuerzo y tendrás una casa más limpia y ordenada, con la tranquilidad y el relax que eso implica.

3) Más libertad

El sentimiento de libertad que te da el minimalismo es increíble. Probablemente no te des cuenta de la cantidad de energía y tiempo que gastas a diario ocupándote de tus cosas. Al final acabás siendo esclavo de los objetos, ¿no es ridículo?

Las cosas se rompen, se ensucian, se pierden. Hay que renovarlas, mantenerlas, limpiarlas…

4) Mejora el medio ambiente

Cuanto más consumimos, más deterioramos el medio ambiente. Intentá ser más consciente de tus decisiones de compra. Comprar menos y tener menos cosas es una forma de contribuir a reducir el impacto en la tierra.

5) Ser más productivo

Nuestras posesiones consumen nuestro tiempo más de lo que creemos. Hacen que estemos menos concentrados en las cosas que de verdad son importantes. Vivir con menos cosas es eliminar preocupaciones y distracciones. Pasá menos tiempo ocupándote de tus cosas y más trabajando en tus objetivos.

6) Más tiempo para cosas que de verdad importan

Dicen que si los precios de las cosas estuviesen en tiempo, nos lo pensaríamos más antes de comprar y acumular.

Cuantas más cosas tenés, más tiempo pasás ocupándote de ellas y sobre todo, ¡pagándolas! 

7) Basta de “por si acaso”

El típico «por si acaso», solo sirve para acumular cosas que van perdiendo valor con el tiempo. Aprendé a darles su verdadero significado. Algunas cosas solo son útiles en algunos momentos o circunstancias, después, podés guardarlas, así de simple.

8) Sin ataduras al pasado

Liberate del pasado para crear un mejor futuro. No necesitás rodearte de objetos solo porque te traen un recuerdo. Los recuerdos son tuyos, están en tu mente y nadie te los va a quitar. Vivir con menos objetos (libros, adornos, ropa, etc) no significa olvidarlos, sino darle más valor a tus recuerdos.

Consejo: Recordá que en Space Guru podes guardar todos esos objetos que tienen significado pero que no utilizás todos los días, con nuestro servicio de almacenamiento inteligente.

9) Encontrá las cosas más fácilmente

Tené menos cosas en casa y encontrarás todo más rápidamente, tiene sentido, ¿no? Si sólo tenés las cosas que normalmente usás, entonces es mucho mas difícil perder cosas y volverse loco buscándolas.

10) Enseñá lo que de verdad valés

Comunicá lo que es más importante para vos. ¿Qué dicen las cosas que tenés en casa sobre vos? ¿Realmente te representan? Vivir con menos cosas te permite dar una imagen más simplificada y enfocada en lo que de verdad valés.

¿Creés que son suficientes beneficios? ¡Entonces, adelante!! Space Guru te la hace simple. 😉

Author